BOLETIN DE PRENSA

 

INICIO DE REPARACIÓN DE LA CARRETERA CHILILLOS - MATATAN

 

A cinco meses de haber iniciado su administración, el presidente municipal, Manuel Antonio Pineda Domínguez concretó una de las obras más solicitadas por los rosarenses: la reparación de la carretera Chilillos – Matatan en la que se invertirán 30 millones de pesos en dos etapas y la construcción de un puente.
“Nosotros estamos muy agradecidos con la respuesta que tuvimos por parte del gobernador, Quirino Ordaz Coppel quien de forma sensible asumió el reto y nos apoyó en la gestión de recursos; y que la obra de reparación de la carretera Chilillos – Matatan fuera una realidad para los miles de habitantes que la estaban solicitando desde hace más de seis años y que hasta hoy tuvieron respuesta”, dijo.


En rueda de prensa, el Alcalde explicó que la carretera estatal forma parte de las tres obras prioritarias de su gobierno, que incluyen  la construcción del puente de Monte Alto y el relleno sanitario intermunicipal que pretende instalarse en Escuinapa, al igual que  obras de pavimentación, agua potable, alcantarillado, ampliación de la red eléctrica, pavimento para las cuales se les estará dando seguimiento conforme se abran las reglas de operación de los programas federales y poder acceder a recursos para concretarlas.


De acuerdo al levantamiento inicial el costo de reparación de la carretera es de 43 millones de pesos, sin embargo se buscó el apoyo de constructores locales, por lo que el costo se redujo hasta los 28 millones de pesos y 2 millones que se invertirán en la construcción del puente.


El Alcalde expuso que la obra se realizará en dos etapas. En la primera se repararán los primeros 7 kilómetros que corresponden desde la comunidad de Chilillos hasta 2 kilómetros adelante de la Hacienda del Tamarindo en ella se invertirán alrededor de 18 millones del Fondo Minero y su duración será de tres meses.
También señaló que se está trabajando para que aterricen alrededor de 13 millones del ejercicio 2016 con los que estima terminará la segunda etapa de la obra para el beneficio de miles de habitantes, que hoy se encuentran afectados por la pésima condición de la rúa.


Actualmente por la carretera Chilillos – Matatán pueden observarse maquinaria realizando labores de limpieza en los laterales, con el propósito de acondicionarlos como caminos alternos en los que canalizar el flujo vehicular.
Por su parte Reyes Arellano Torres, supervisor de Obras Públicas del Estado dio a conocer que los trabajos que se desarrollarán será para reforzar la estructura dada las pésimas condiciones en que se encuentra ya que datan de más de 30 años.


“Se determinó que lo se requería es utilizar parte del material del camino existente, mejorarlo con material del río, darle un tratamiento, compactarlo y construir una base de capa hidráulica con material triturado de 20 centímetros y sobre esta una carpeta asfáltica de cinco centímetros. Se está trabajado con los desmontes para construir los caminos laterales paras que permitan el flujo de tránsito”, dijo.
Indicó que el proyecto contempla la reparación de los 14 kilómetros que integran la rúa en dos etapas, es por ello que se está gestionando la siguiente partida de recursos para que se apliquen inmediatamente después de concluir la primera etapa.

 

 

 

 

INICIO DE REPARACIÓN DE CAMINOS SACA COSECHAS EN LAS COMUNIDADES

 

Sabedor de la importancia de que los productores rurales cuenten con caminos saca cosechas en buenas condiciones para poder movilizar sus productos, el presidente municipal, Manuel Antonio Pineda Domínguez dio el banderazo de inicio de reparación de los accesos a la zona parcelaria en Apoderado, Chametla y Pozole lo cual se llevará a cabo de forma coordinada con los ejidos.
Manuel Antonio Pineda Domínguez, presidente municipal, informó que en total fueron 17 los ejidos que acudieron al llamado para solicitar trabajos de rehabilitación, quienes aportarán 12 mil pesos en combustible mientras que el Ayuntamiento absorberá el costo de la renta de maquinaria.


“Fue una de las primeras demandas que recibimos por parte de los ejidos al principio de nuestra administración, la reparación de los caminos saca cosechas. Por eso nosotros hicimos un padrón con las solicitudes que nos hicieron llegar ya que los caminos están en pésimas condiciones y hoy venimos a dar el banderazo de arranque porque sabemos lo importante que son para ustedes”, dijo.

 


Manifestó que para estos trabajos el Municipio invertirá alrededor de un millón de pesos del impuesto predial rústico debido a que se contratará maquinaria con el fin de acelerarlos y que estén listos lo antes posible.
A consideración del Alcalde la mala condición de los accesos es una limitante para el sector productivo pues impide movilizar sus productos de sus parcelas, es por ello que se está buscando la forma de coordinar esfuerzos y mejorar su situación.
Explicó a los ejidatarios que la calendarización de los trabajos se derivó de una reunión previa sostenida con los presidentes ejidales, sin embargo aún existe la posibilidad de que si existen ejidos con esta necesidad acudan a solicitar el apoyo ante la Dirección de Obras Públicas para que se incluyan.


Informó que recientemente se le dio mantenimiento al camino de Cacalotán a Palos Blancos y se tiene proyectado rehabilitar el camino que comunica a  Matatán con El Potrero de los Laureles el cual de igual forma se encuentra intransitable, la reparación de los accesos sería compactar, nivelar y raspar en donde sea necesario, así como de limpiar las zonas más conflictivas.


Mencionó que los trabajos se están desarrollando en ejidos como El Pozole aunque posteriormente se extenderán a Apoderado, Ponce, Cacalotán, los Tablones, Potrerillos, Laguna de Beltranes, la zona del valle entre otros más.
“La única finalidad es que los caminos saca cosechas estén en buenas condiciones para facilitar a los productores el que puedan sacar lo que producen en sus parcelas y puedan comercializarlos. Que la mala situación no sea un obstáculo para que se vean afectados”, expresó.
Indicó que el objetivo del Municipio es que los caminos se encuentren reparados antes de que inicie la temporada de lluvia, ya que esto es una limitante para que se transiten adecuadamente cuando inicie la recolección de mango, principalmente.